OPINION: Hipólito y Danilo, con Primarias despatarradas

0
62

Preliminar

La inclinación de Hipólito Mejía por las Primarias Abiertas, en franca contradicción con la línea “de su Partido”, ha llenado las redes con las más diversas opiniones, en su mayoría mordaces contra este supuesto líder. Entre tantas filípicas, escojo la de Marino Zapete para compartirla con mis lectores por considerarla la más explícita de todas.

Para que este compartir sea lo más productivo posible, he transcrito la disertación completa que Marino Zapete ha externado con relación a la preferencia de Hipólito Mejía por las Primarias Despatarradas, es decir, abiertas a las anchas, a la conveniencia de él y su socio político y comercial Danilo Medina.  Ambos expresan cínicamente que apoyan las Primarias abiertas para fortalecer la institucionalidad de país, revitalizar los partidos políticos, fortalecer la transparencia y abrir más espacios de participación, y requintan diciendo: “no se trata de buscar ventajas a favor de uno o de otro sector o de una u otra persona en particular”.  Con esta infeliz declaración, ambos se reafirman en lo hipócrita, taimados y dañinos que son.

Deléitese el lector con el análisis señalado de Marino Zapete, para que después entremos en hacer algunas puntualizaciones al respeto.  Cito:

“Quiero referirme a lo que ha dicho Hipólito Mejía este fin de semana.  Muchas veces les dije que Hipólito es un Caballo de Troya dentro del PRM.  De hecho, su papel fundamental ahí, es dividir el PRM.  Esa es la realidad. Hipólito tiene su posición sobre las Primarias, pero esa posición de Hipólito Mejía, no tiene que ver con una convicción suya, si no, con que es parte de ese proyecto de Danilo Medina.  De eso no hay duda.  Cualquier persona que pueda leer entre líneas tiene que darse cuenta que entre Hipólito Mejía y Danilo Medina ha habido una coherencia de esfuerzos – es decir- empeños que van por el mismo camino, una confluencia de ideas y de acciones.  No entiendo cómo Luis Abinader había pactado con Hipólito Mejía en la convención pasada.  Mientras Luis considera que las Primarias abiertas es un atropello a la Constitución y a todo derecho de los partidos políticos – Hipólito, considera todo lo contrario. Cuando conversé con el señor Luis Abinader sobre el tema que él e Hipólito concretaron para juntarse, Carolina la hija de Hipólito Mejía, a la Secretaria General del PRM y Paliza del sector Abinader para presidente – le dije – yo no entiendo cómo es que el sector de Luis Abinader se está aliando al sector de Hipólito Mejía, porque es evidente que Hipólito Mejía, es un Caballo de Troya dentro del PRM, y que lo que va a hacer en algún momento es jugar un papel de romper eso.  Luis Abinader me dijo, que él no quería que lo vincularan, que lo sindicaran como el responsable de dividir al Partido.  Que era tiempo de sumar y que por eso él negoció con Hipólito Mejía. ¿Qué le comentaba?  Le decía a ustedes, que lo que están haciendo es postergando un conflicto, postergando una división, una separación, que va a venir hoy o mañana; y yo creo que si ustedes cortan por lo sano ahora, entonces ya el pueblo, puede pensar que ya ustedes llevan el mismo germen de su Partido originario, el PRD; el germen de la división.  Pero bueno, ellos concretaron su alianza y ahí están juntos, “pero no reburujao”, como dice el pueblo.  No es verdad  que puede haber algún tipo de identidad de propósito entre Hipólito Mejía y Luis Abinader, o entre el grupo de Hipólito Mejía y el resto del PRM, que decidió que iba a confrontar las Primarias abiertas que quiere imponer Danilo Medina.  ¿Que fue lo que pasó la semana pasada en el Congreso Nacional?  Bueno…que la Cámara de Diputados del PRM había ordenado a su bancada que estuviera ahí para rechazar el proyecto que llegó del senado.  La gente de Hipólito Mejía se fue, y algunas personas que no son de Hipólito Mejía y que hay que mirarlos muy bien, porque si no son de Hipólito ¿Por qué se fueron?  Hay que vigilarlos.  Hay quienes piensan, que esa gente pudieran está negociando con el gobierno. Eso es una sospecha; pero el tiempo va a pasar y será el que se encargará de establecer que ha pasado.  Ahora, ¿puede el PRM?  ¿Se va a reunir para decidir lo que va a hacer con esa gente? ¿Puede el PRM sancionar, suspender a los legisladores, a los diputados que votaron en contra, que se fueron, que rompieron el quórum, para que no se pudiera aprobar el rechazo del proyecto que vino del senado y no sancionar al jefe de ellos, al que los mandó a irse, y que ahora reitera que él no lo aprueba después que su partido lo aprobó?  Esa es una rebeldía, que si el PRM la aprueba, si el PRM no resuelve nada, tiene un cáncer y el pueblo no puede confiar en ese Partido.  Definitivamente el PRM tiene la disyuntiva de que no puede sancionar a los diputados que se fueron, sin sancionar al jefe que ordenó que se fueran, sino, que también, después de eso acusa al PRM de haber aprobado eso de manera irregular – a mi no me consultaron (como que esa es su casa).  Se supone que eso se aprobó. Que el PRM tienen unos estatutos que determinan cómo se aprueban las cosas.  El dice en un comunicado que mandó: “no, a mi no me lo consultaron, eso fue aprobado inconsultamente, por eso yo no apruebo eso”.  Entonces, el PRM o se escinde o saca a Hipólito Mejía y a los suyos o sanciona a Hipólito y a los suyos o se queda ahí con el cáncer interno.  Es difícil esta situación, porque ahora mismo con la alianza Hipólito-Luis, ¿quien le puede decir a Carolina que es la Secretaria General electa, que vamos a sancionar a su papá y a los seguidores?   Entonces, definitivamente, el PRM, dependiendo de lo que se haga – ahí se sabe, ahí puede saber el pueblo, si lo puede seguir. Si ellos van a ser lo mismo que el PRD o si realmente van a ser un Partido.  De Hipólito, confirmado una vez más: Caballo de Troya dentro del PRM”.

Nota: esta ponencia de Marino Zapete usted puede verla aquí:

La situación que define el presente y el futuro del PRM con el Caballo de Troya llamado Hipólito Mejía, está plenamente explicada con la exposición anterior de Marino Zapete. Ya nadie puede alegar ignorancia de estos hechos.  Entonces, ¿qué hacer para salvar al PRM de la debacle que indefectiblemente devendrá si Hipólito sigue en el PRM, haciendo su papel de agente de Danilo Medina?

Marino Zapete en su intervención, no sólo expone el problema, sino que también nos da la solución.  Definitivamente, dice Zapete: “si Hipólito Mejía no es expulsado del PRM ahora, sólo estamos posponiendo esa expulsión para luego”, a lo que yo agrego: cuando ya sea tarde, para reparar todo el daño causado por este camaján.

Fíjese usted, próximamente el Partido va a entregar a su base unos formularios para salir a la calle a inscribir nuevos militantes.  Dígame usted, ¿con qué cara sale uno a la calle a inscribir nuevos adeptos para un Partido, narigoneado por un Hipólito Mejía que es despreciado por una mayoría aplastante de la población?

Hipólito bien sabe, que nuestro país jamás volverá a cometer el error garrafal de elegirlo como presidente. El sabe muy bien, que sin el apoyo de la Marcha Verde y sin una coalición de partidos, es imposible que en las circunstancias actuales alguien por si solo alcance el poder.  Y sucede – ya lo hemos dicho muchas veces – que con él no se dan estas condicionantes.  Entonces, siendo así, ¿por qué Hipólito insiste en candidatearse?  También, ésta pregunta ha sido contestada otras veces: porque como Caballo de Troya, él está cumpliendo con la encomienda de dividir al PRM, para que el PLD, dirigido por su amigo Danilo Medina, se quede en el poder y él seguir beneficiándose de los negocios que él y su familia mantienen con el gobierno mafioso del PLD.

En definitiva, si el PRM, a tiempo, no expulsa de sus filas a Hipólito Mejía, jamás alcanzará el poder.  El tiene el Partido dividido y deteriorándolo cada día más.  El día que nuestro PRM se libre de Hipólito, de inmediato comenzará a crecer exponencialmente.  Y como dice Zapete, esa expulsión tiene que darse ya, pues si lo dejamos para más tarde, no habrá tiempo para reparar los daños que Hipólito y su grupo habrán ocasionado.

El error garrafal de haber elegido a Carolina Mejía como Secretaria General del PRM, aún se puede enmendar.  Todavía su proclamación no se ha hecho efectiva. Entonces, basta que no sea proclamada para anular su viciada elección. Es una oportunidad de oro que no debemos desperdiciar para expulsar del Partido al padre y a la hija, ambos Caballos de Troya en nuestra organización. Pero además, ésta ocasión propicia hacer la purga que debe hacer el Partido de sus traidores en el momento actual, pues el posponer para luego, es solo contribuir con los planes del enemigo, porque como hemos establecido, la división viene tarde o temprano, pero tarde, cuando ya no haya tiempo para la recomposición, solo conviene al enemigo.  Es un reto a los dirigentes del Partido, conscientes de esta situación.

Conclusión

A- La ponencia anterior es un compendio de todo lo que varios analistas han venido observando, y al efecto planteado sobre el ladino quehacer político de Hipólito Mejía con Danilo Medina, en lo que se ha llegado a las conclusiones siguientes: Hipólito es el jefe del “Comité Político externo” del PLD, por eso es amigo personal de todos los jerarcas peledeistas y los visita cuando alguno de ellos es nombrado en un puesto público. También, por la misma razón, Hipólito vive alabando las ejecutorias de Danilo y sus funcionarios.  Hipólito, a quien verdaderamente está sirviendo es al PLD. Su verdadera militancia es con el PLD. Su lealtad y gratitud es con el PLD (él lo ha dicho), no con el PRM, puesto que nadie puede servir a dos señores a la vez.  Hipólito es un cáncer dentro del PRM, que de no eliminarlo a tiempo, devendrá en metástasis. Hipólito es un comerciante de la política. Él ha sido un impostor, primero en el PRD y ahora en el PRM.  Hipólito es un Caballo de Troya dentro del PRM; su misión es dividir a este Partido, lo hace por gusto, por sus intereses, y por encomienda del danilismo.

B- Si Hipólito y el grupo que componen su séquito mayor no son expulsados ya del Partido, las probabilidades de triunfo electoral del PRM en el 2020 son nulas; al contrario, si fuesen expulsados, la probabilidad de triunfo del PRM aumentaría automáticamente en un cien por ciento, porque como ya se ha establecido, entonces, en torno al PRM como Partido mayoritario de la oposición se conformaría una alianza entre los partidos progresistas que tienen como meta sacar al PLD del poder para llevar a cabo un Proyecto de Nación, cosa que jamás sería posible con Hipólito como candidato, dado que las fuerzas opositoras conscientes, de ningún modo se van a prestar a dejarse coger de relajo de Hipólito, para caer en la trampa del juego sucio que este farsante está protagonizando con su rol de confabulado con el danilismo.  Además, con la expulsión de Hipólito y su grupo, tendríamos el apoyo de la Marcha Verde y de otros sectores progresistas que están hastiados hasta la coronilla del peledeismo.

C- Ante esta realidad, solo falta por saber, si los dirigentes del Partido, a quienes compete la iniciativa de la expulsión, tendrán el coraje y las agallas para llevarla a cabo hasta las últimas consecuencias, para bien del Partido y del país que tanto espera de nosotros los auténticos perremeistas.  Fuego y justicia, contra los despatarrados.

A los dirigentes conscientes del PRM y a mis lectores, les dejo la palabra.

 

PosdataSolicito encarecidamente a los dirigentes del PRM aludidos y a mis lectores, poner especial atención al párrafo 15, donde solicito a la Asamblea de Proclamación de candidatos, no proclamar a Carolina Mejía como la Secretaria General de nuestro PRM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here